El por qué y el cómo de las cosas. Contención mecánica de un individuo agresivo.          

¿Cuántos profesionales hacen falta para realizar una contención mecánica en el suelo a un individuo agresivo? ¿Se puede hacer presión en el pecho del individuo para contenerlo?

Como en escritos anteriores, este artículo está dedicado a quien no es profesional de la seguridad, es decir, está dirigido a todo ciudadano que lee una noticia sobre una intervención que ha realizado la policía sobre un individuo altamente agresivo y que después valora cómo se ha hecho. Como debe suceder en muchos ámbitos profesionales, una cosa es lo que me gustaría (lo que básicamente se debate en los medios de comunicación), y otra cosa es lo que es (lo que el profesional debe hacer en sus intervenciones). Poniendo un símil cinematográfico, la elección entre pastilla azul y roja en Matrix. Quiero agradecer y dar su merecido reconocimiento a los equipos de emergencias sanitarias por su labor en aquellos casos, normalmente pacientes con brotes psicóticos, con los que hemos tenido que intervenir codo a codo. Menos mal que ellos también conocen Matrix y las dos pastillas.

¿Ha sido amenazado o ha sufrido incluso alguna agresión? Y si no ha sido el caso y, afortunadamente, no le ha sucedido nada de esto, seguro que se podrá hacer a la idea de cómo se sentiría usted, en qué estado de nerviosismo y angustia estaría. ¿Qué tipo de formación sobre cómo contener a un individuo agresivo cree que debe tener el profesional de la seguridad y cada cuánto cree que debe entrenar esa formación? ¿Cada mes, cada medio año, cada año, nunca?

Son preguntas difíciles de contestar, más aún si no es usted un profesional que debe dar respuesta a ese tipo de intervenciones. Igualmente, estas preguntas le pueden ayudar a comprender en qué situación física y psíquica estarán los intervinientes.

Cuando se debe estabilizar y contener a una persona agresiva en el suelo, para hacernos una idea de cuántas personas son necesarias, vamos a analizar las zonas corporales a controlar.

De arriba a abajo, tenemos (1) la cabeza y la boca para evitar ser mordidos (si nunca han sufrido un mordisco de un ser humano es difícil de describir las sensaciones y las reacciones más instintivas que surgen de ese mordisco, pero le puedo decir que no se lo deseo ni a mi peor enemigo). Las extremidades superiores (2 y 3) para evitar ser golpeado, arañado, agarrado, etc. La cintura escapular (4), para evitar que se incorpore, la cintura pélvica (5), para evitar la misma incorporación y, finalmente, las extremidades inferiores (6,7), para evitar que tenga un punto de apoyo y pueda levantarse, así como evitar ser golpeado.

Imagínense, además de todas estas zonas que debemos controlar, que el sujeto está moviéndose y está muy agresivo. En el momento del contacto, ¿cuál es la zona a la que hay que ir primero? ¿cómo puedo contener la mayor parte de las zonas con el número menor de intervinientes?

En el plano teórico, muchos médicos recomiendan no hacer presión en el pecho para no provocar daños. Y es verdad, si no hay presión en el pecho, si no hay presión en ninguna parte, no hay daños. Pero entonces… llegamos al día de la marmota: no hagas presión para evitar daños, pero hay que contener al individuo para evitar que se haga daño o que lo haga a terceras personas inocentes. La triste realidad es que entonces el azar será el dueño de nuestro destino porque, al final, para evitar que una persona agresiva haga daño a gente inocente, alguien deberá hacer una contención.

¿Por qué lo dejo en manos del azar? Porque, en función del resultado final de la contención y de los daños finales, su destino irá hacia una recompensa o hacia un castigo. La intención de los profesionales de proteger a gente inocente habrá sido la misma en los dos casos, los procedimientos técnicos de contención habrán sido exactamente los mismos, el número de profesionales que intervengan será el mismo, los recursos activados también, el tiempo de respuesta también… Lo único que habrá cambiado es el resultado final, y eso lo cambiará todo. Si el resultado es satisfactorio, todo habrá salido bien, y los profesionales felicitados. Si el resultado no es satisfactorio, entonces la máquina de la pastilla azul de Matrix empezará a funcionar, cuestionando toda la intervención y con mucha gente opinando sobre lo que debería haber sido.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *