El guerrero completo: muchos ya lo sabéis, otros lo descubriréis.

Sí! todos en alguna dimensión somos guerreros y guerreras. Ya somos unos cuantos, que sabemos que hay algo más que lo terrenal. A cada uno le llega cuando su reloj particular lo despierta de este letargo en vida y logra comprender el instinto espiritual.Acostumbrado a estudiar el instinto de supervivencia humano, de mi tribu los policías, ahora inmerso en mi propia paradoja, observo en el otro lado, al espíritu. Me considero un científico de guerreros y guerreras, especializado en la psique humana y en las respuestas neurofisiologías y conductuales de estos gladiadores modernos.

No, no es suficiente en entender como funciona el cerebro y porqué hace lo que hace cuando un guerrero o guerrera está luchando por su supervivencia. Debes saber hermano de armas, acostumbrado a entrenar técnicas defensivas, que vas a tener que investigar sobre el instinto espiritual. Solo así, podras ser un guerrero completo, preparado para luchar en cualquier batalla, incluso en aquellas no tangibles, pero que en muchas ocasiones pueden ser tan o más dolorosas que las heridas sangrientas.

¡Qué obviedad olvidada! el no entender que el espíritu debe ser igual de entrenado que el cuerpo al cual está alojado.

David Berengueras, mentor : entrenando a héroes.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *