Reflexiones de mi paso por Nules (Castellón)

El pasado viernes cansado por el trabajo de toda la semana, cogíamos el coche, mi amigo Aitor y yo, a las 5.30 horas en dirección a Nules, Castellón, para realizar un curso sobre los «porqués» y los «paraqués» de nuestra profesión.

Fue un gran honor a pesar del cansancio, poder compartir experiencias, vivencias de policías de Castellón. Cada uno de vuestros comentarios, hasta los que podía escuchar en la comida, eran cariñosamente guardados en mi mente. Que afortunado pensaba en poder escucharos. A demás de volver a ver grandes amigos, hermanos de profesión; José luís quien junto a Pedro organizaron el curso, Simó y Ricard, compañeros de viaje de mil experiencias, Jorge que se pegó la paliza de venir en coche desde Madrid y que me facilitó material para entrenar, mil gracias. Y mucha gente a la que conocí por primera vez, y que en la humildad de sus ojos podría verse reflejado el ansia por aprender y en definitiva ser mejor policía. A demás de todas aquellas personas que se que en su mente se les pasó la idea de venir y que por cosas que todos tenemos finalmente no pudieron estar.

Me llevo muchas cosas de esta jornada, como fue la conversación con Aitor, tanto en la ida como en la vuelta. Reflexiones como la valentía y el reto de ser auténticos en esta vida y no sucumbir al miedo por no ser. A la diferencia en pasar por la vida o dejar una imprenta que sea recordada en posteriores ańos a tu existencia. En como la sociedad y lo que se espera de nosotros puede marcar un camino no deseado.

Gracias Aitor por hacerme un viaje que podía ser muy largo en un viaje muy corto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *