3. Análisis Neuro-Cop, video policial, intervención armada

El video que presento , no tiene la intención de criticar ninguna actuación policial, ¿quien no se ha equivocado alguna vez?, yo por lo menos, muchas veces.

En este video tratamos de analizar que sucede y que planteamientos técnicos podemos concluir. Espero todos vuestros comentarios.

[wpvideo 79vCfsEX]

13 comentarios
  1. xavierrobles
    xavierrobles Dice:

    Bien, en primer lugar voy a exponer algo que empiezo a cansarme…¿siempre algunos hombres vamos al suelo a proceder a arrestar? Quiero reflejar que no todos los hombres toman decisiones de este tipo. ¿ Para cuando esa toma de decisiones de alguna mujer? ¡Claro, prefiero hacer spinning! Nunca pasa nada.¡ No estamos preparados para el CISNE NEGRO ! Seguro que algun@ afirmará que era el destino…era el día que tenía que suceder, estaba escrito…¡ Será incrédul@! ¡ No pensamos que exsite la posibilidad, aunque sea mínima de que ocurra ! Luego…si ya está en el suelo y podemos ayudar a nuestro compañero, ¿ que demonios hacemos apuntando al individuo y como no a nuestro querido compañero ? Si tuvíesemos formación, haríamos una transición con nuestra arma de fuego y posteriormente una contención del sujeto apoyando a nuestro compañero, para proceder a arrestar con nuestras esposas.

    Responder
  2. Jose Ignacio
    Jose Ignacio Dice:

    amigos.
    analizando de manera simple. el «malo» va desarmado y se está dejando (o casi) al arresto, ¿para que apunta al malo? ¿va a disparar si se resiste al arresto? ¿mataría a un sujeto en tales condiciones? o en lugar de proteger el arresto que raliza el compañero sería lo más lógico ayudarle a ello. a lo mejor 4 brazos pueden hacer el trabajo más fácilmente… ¿no? no entro en temas operativos sino en el uso de la lógica. lo que viene siendo «usar la cabeza». la cuestión no es el tiro (aunque vaya tela…) si no todo lo previo que desemboca en un momento que se desenlaza con un tiro que pudiera haber sido fatídico. Por cierto, la mirada de: «vaya pedazo de inutil que eres chiquilla» que le lanza el malo a la poli no tiene precio. Buen trabajo.

    Responder
    • davidberengueras
      davidberengueras Dice:

      Me gustaría que vuestros comentarios fueran una valoración lo más objetiva posible y si es subjetiva que sea con el respeto. Sabéis que nuestro trabajo en situaciones de peligro no es nada fácil, ni nada es lo que parece.

      Responder
  3. j.frances
    j.frances Dice:

    Hola a tod@s.

    Puedo imaginar que la situación era lo suficientemente peligrosa como para que el compañero diera apoyo/cobertura con el arma montada, sin seguros o simple acción (no se si apuntar al «malo» teniendo a su compañero al lado es la mejor manera….quizas el cerebro se centraba en la amenaza, efecto tunel, y ni siquiera pensaba en las consecuencias de tal acción…). La verdad es que la situación debería ser verdaderamente peligrosa para encañonar al malo con el arma en condición de fuego y el dedo introducido en el guardamonte.

    Al margen del debate de si tenia que tener el arma desenfundada, apuntando de esa manera al malo y compañero por ende, lo que mas me ha llamado la atención es que el disparo se produce justo cuando la situación esta controlada y ella comienza a bajar el arma, es decir parace que su cerebro mantenia su cuerpo en un estado de alerta/supervivencia, con las pulsaciones altas, descarga hormonal, etc pero justo cuando la situación aparenta ser controlada y ella comienza a bajar el arma parece como si el cerebro mandase la orden «tranquila, no pasa nada, relajate» y es en ese momento es cuando se produce el disparo quizas porque los cambios fisiologicos aun permanecian el dedo la vibraba como un cascabel y produjo el disparo.

    Sería interesante saber lo que ella experimento, que sentía y que pensaba en ese momento.

    Responder
    • j.frances
      j.frances Dice:

      Puede ser que al relajarse, por ver la situación controlada y/o orden del compañero, el dedo accionase el disparador? No porque la temblase el dedo sino que al relajar los músculos de los dedos estos se pliegan hacía la palma produciendo el disparo?

      Responder
  4. j.frances
    j.frances Dice:

    Gracias David por el Blog y a todos los que comparten su visión, aprendemos mucho del analisis de todos los videos, llegando a conclusiones muy interesantes con este brainstorming

    Responder
  5. Rafa
    Rafa Dice:

    A ver compañeros….la señora/señorita en cuestión parece que carece de formación en tema de transiciones…..por tanto si no tiene patrones mentales no va a poder ponerlos en práctica bajo el estrés que sufre…que la intervención está clara y limpia???….puede que si si la has hecho muchas veces….pero para ella es un mundo!!!….se limita básicamente a hacer lo que sabe…y qué es?….desenfundar….apuntar y como mno…con el dedito tocando el disparador……..es culpa suya????….podemos decir que si………puede haber sido mal instruida??…..uf!….dificil de decir….posiblemente si pero por deficiencia…..quizás sea uno de tantos Agentes (independientemente del sexo) que van obligados a trabajar….todos conocemos a algun@……que no se reciclan….que te miran mal cuando dices que te vas a escuhar a un tio que ha escrito un libro sobre temas neuronales y reacciones de policías….etc etc

    No debemos preocuparnos por ella…debemos preocuparnos por nosotros….yo os aseguro por mi parte no queda en el tema de ayudar a que mis compañeros más allegados y con los que comparto las noches de patrulla aprendan lo que yo sé y me han enseñado…..probad a hacer lo mismo y poco a poco cambiaremos estos vídeos (y otros españoles que tienen tela!!! 😉 )

    Responder
  6. Antonio
    Antonio Dice:

    Yo creo que por su cabeza pasaba la idea «que se acabe, que se acabe», y el arma cae, no la baja ella, pidiendo oprimir el gatillo en un gesto reflejo provocado por la tensión. Esta ni se ha enterado hasta que no ha sentido el disparo. Conclusión: donde mejor está el arma es en la funda…… si no hace falta que esté fuera. Eso es lo que hay que diferenciar.

    Responder
    • fran
      fran Dice:

      Cuando tenemos miedo damos la respuesta que creemos nos aporta mas seguridad. Cuantas mas herramientas controlemos mas adaptado nuestro trabajo. Diferenciamos entre seguridad y falsa seguridad. En el caso en cuestion, esta chica no tiene en su cabeza mas herramientas y la que tiene, que es desproporcionada, le da una falsa seguridad, pues va y la realiza. Tal y como yo he hecho en muchas actuaciones a vista pasada… como antes no valoraba las mano como herramientas, reconozco haber usado el baston, en situaciones donde ahora uso las manos pq en aquel momeno no tenia seguridad en ellas y el baston me aportaba falsa seguridad. El que este libre de pecado…

      Responder
  7. Alexis
    Alexis Dice:

    Este vídeo da lugar a múltiples comentarios pero, para mi, el principal es: ¡¡¡EL DEDITO…!!! Podemos errar en el procedimiento de la detención, la transición, el no sentirnos seguros, el yo que sé… pero el problema más grave de la actuación, el disparo, se soluciona con la dichosa Disciplina de Control del Disparador, no introducir el puñetero dedo en el disparador si no tenemos que disparar. Lo siento si me indigno, pero donde trabajo se dio un caso igual, pero sin el disparo; estar engrilletando, alzar la vista y encontrarte una compañera apuntando con el arma montada y el dedito en el disparador. Esto es intolerable, y con un mínimo de interés por la temática uno sabe que eso no debe hacerse. Hay quien no es consciente de lo que porta.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *